En este momento estás viendo Cómo crear tu estrategia en las redes sociales cuando emprendes

Cómo crear tu estrategia en las redes sociales cuando emprendes

Si estás emprendiendo y crees que necesitas ayuda con tu estrategia de redes sociales, has aterrizado en el lugar adecuado para ello.

Normalmente, cuando decides emprender, un día te das cuenta de que delante de ti tienes un océano inmenso de falta de información sobre diferentes áreas de tu negocio; ya sea administración, facturación, marketing y ventas, etcétera. Por si esto fuera poco, a veces los emprendedores también sufrimos las olas de las inseguridades, sin contar con todas las barreras tanto mentales como de falta de conocimientos que nos impiden avanzar.

estrategia en redes sociales

Si has sentido alguna vez la duda de si estás tomando la decisión correcta en tu emprendimiento y, sobre todo, respecto a tu estrategia de redes sociales se refiere, no te preocupes porque la mayoría nos hemos sentido así en algún momento de nuestros emprendimientos. Veamos paso a paso cómo puedes disipar las dudas y enfocarte a una mejora de resultados en este canal de comunicación. 

Índice de contenidos

¿Qué es una estrategia de redes sociales?

Una estrategia de redes sociales es una hoja de ruta lógica, bien estructurada y diseñada, que está adaptada a tus recursos, necesidades y proyectos. Es un plan que te permite utilizar herramientas como las redes sociales de una forma eficaz y eficiente para lograr tus objetivos de negocio.

Primero empiezo por lo más difícil y también lo más importante a la hora de crear una estrategia para las redes sociales:

“Debes definir los objetivos que quieres lograr en este medio”.

Antes de entrar en materia, he de decirte que es difícil porque muchos emprendedores no disponen de los conocimientos del marketing (a no ser que seas marketero/a). Y has de tener en cuenta que las redes sociales son herramientas de marketing. 

Sigamos con los objetivos. Para que puedas establecer estos adecuadamente, lo primero que necesitas saber es el lugar que ocupan las redes sociales en tu negocio respecto a tus acciones y estrategias de marketing. Para ello, necesitas familiarizarte con el concepto del embudo de ventas si no lo conoces.

El embudo de ventas en las redes sociales

¿Qué es un embudo de ventas? Es una herramienta que se utiliza en marketing para determinar el camino que va a seguir tu cliente desde el momento en el que captas su atención y lo atraes, hasta que decide comprarte. Es decir, es el plan que trazas para que se vaya acercando a ti, te compre y termines fidelizándole.

embudo de ventas

¿Qué lugar ocupan las redes sociales en tu embudo de ventas? El que tú decidas, esto quiere decir que irán situadas según tu modelo de negocio y tu DAFO, principalmente. 

Un ejemplo de estrategia de redes sociales dentro del embudo de ventas es tener dichas redes  situadas en la parte de atracción del cliente y luego en la parte de fidelización de dicho cliente. Esto es importante porque, dependiendo del lugar donde sitúes las redes sociales en tu embudo, comenzarás a establecer objetivos.  

Veamos un caso práctico. Imagina que has situado las redes sociales en la parte de atracción. Esto significa que uno de tus objetivos principales es la visibilidad para captar la atención de los nuevos usuarios. Para ello, lo que puedes hacer es trabajar muchísimo la publicidad y/o utilizar las redes sociales con formatos de alta visibilidad, como por ejemplo TikTok o los reels de Instagram.

En este vídeo puedes aprender más sobre los embudos de venta y las redes sociales:

Ahora que ya sabes qué es una estrategia de redes sociales y qué lugar ocupan en el embudo de ventas, veamos los errores habituales que se suelen cometer a la hora de elaborar el plan de las redes. Después de esto, te enseñaré el paso a paso que debes seguir para poder crear la tuya.

12 errores comunes que los emprendedores cometen en las redes sociales 

He elaborado este listado según lo que he ido observando y la experiencia que tengo como consultora de social media especializada en marca personal

1. No conocer el funcionamiento de las herramientas y pensar que las redes sociales se utilizan igual para nuestro disfrute personal que para trabajar a nivel negocio

Nada más lejos de la verdad. Cuando utilizamos las redes sociales a nivel personal entramos en ellas con el objetivo de distraernos y evadirnos o rellenar algún hueco de tiempo.  Sin embargo, cuando entramos en las redes sociales con el objetivo de hacer crecer nuestro negocio, darlo a conocer y generar un flujo continuo de clientes gracias a estas herramientas, el objetivo cambia. De ahí la importancia de no publicar cualquier cosa, solo porque “en este momento nos sentimos inspirados”. 

“Toda creación de contenido a nivel negocio debe tener un “para qué” detrás”.

2. No tener objetivos claros para las redes sociales

De los objetivos ya hemos hablado antes, pero reincido porque el primer error, el no conocer el funcionamiento de las herramientas, nos lleva a este segundo error. Normalmente, cuando emprendemos, se nos pasa por alto que debemos crear unos objetivos genéricos y otros específicos, cuando incluyamos las redes sociales en nuestro negocio. 

Esto es algo normal, no te preocupes si es tu caso, porque al no conocer cómo funcionan las redes sociales, es muy difícil conocer cómo se establecen objetivos para trabajarlas de forma eficaz y eficiente. 

“Evita tener presencia en las redes sociales sin un objetivo concreto detrás”.

3. Pensar que las redes sociales son a coste cero y podemos emprender sin gastarnos ni un duro

Este tipo de pensamientos son muy dañinos a largo plazo, porque, aunque a priori las redes sociales parecen ser herramientas que no cuestan nada, la realidad es que en ellas te va a tocar invertir mucho tiempo, dinero y esfuerzo. 

La buena noticia en todo esto es que, una vez que lo hagas y las utilices de forma consciente, ordenada y con estrategia bien definida, son herramientas que le van a aportar muchísimo a tu negocio. Te ayudarán a ganar visibilidad, posicionamiento, cercanía y confianza en tu audiencia y además potenciarás la credibilidad hacia tu marca, crearás una comunidad que confía en ti y tendrás un flujo constante de nuevos clientes mientras fidelizas los antiguos.

“La inversión en las redes sociales dan sus frutos a largo plazo”. 

4. Pensar que solo con abrirnos un perfil es suficiente y que nosotros vamos a ser capaces de hacerlo todo

Al igual que cuando emprendes necesitas una gestoría para llevar tu facturación, alguien que te haga una página web o tienda online; con las redes sociales ocurre exactamente lo mismo. Aquí se te van a abrir dos posibilidades: 

  • Puedes elegir delegar la creación de tu estrategia y la parte táctica de tus redes sociales.
  • Puedes aprender a crearla tú mismo/a y llevar a cabo las tareas tácticas.

Aunque hay una opción híbrida que personalmente me gusta mucho. Puedes ser tú la persona responsable de crear la estrategia de tus redes sociales y delegar la parte táctica.

Por si no tienes clara la diferencia entre ambos roles (quien crea la estrategia y quien la lleva a la práctica), comparto contigo una explicación que incluyo en mi pódcast que te guiará. 

5. Pensar que la perfección y la profesionalidad están ligadas. Ser perfeccionista y las redes sociales no es rentable

Si algo tienen en común las redes sociales, es que la mayoría son muy efímeras. Esto significa que el contenido que compartes en ellas desaparece muy rápido, por lo que, si te defines como una persona perfeccionista, te invito a que reflexiones sobre cómo de perfeccionista quieres ser con el contenido de tus redes sociales. 

En ellas no es tan importante cuadrar la esquina de un post o hacer el vídeo perfecto donde no se te vea ni un grano o no se escuche un tartamudeo, sino la conexión que eres capaz de generar con las personas que están al otro lado de sus pantallas. Por lo cual, tu prioridad aquí debe ser transmitir un mensaje que aporte a las personas de tu comunidad, y además, utilizar las redes sociales para conectar con potenciales y actuales clientes. 

“No importa que el diseño no sea perfecto, en las redes sociales conectamos con las personas”,

6. Abrir perfiles de tu negocio en todas las redes sociales sin tener una estrategia definida

Estar en todas las redes sociales no significa estar bien y hacer un buen trabajo. De hecho, es recomendable estar en una, dos o máximo tres redes sociales de forma estratégica y trabajar conscientemente la estrategia omnicanal. 

“Enfócate en las redes sociales que tengan más sentido con tu negocio”. 

7.  Estar presente en demasiadas redes sociales

Al abrir perfiles en muchas redes y estar en todas ellas a la vez, sin haber tenido experiencia previa y sin saber cómo se construye realmente una exitosa estrategia de redes sociales, pude llevarte a la frustración y el agobio. De esta manera, no aprovechas todo el potencial que cada una de las herramientas te ofrecen. 

“Tu foco debe estar puesto en hacer que la herramienta aporte a tu negocio y no sentirte esclavo de ella”. 

8.  No hacer un DAFO enfocado al social media

El DAFO es una herramienta que te ayuda a analizar tus debilidades, tus amenazas, tus fortalezas y tus oportunidades respecto a las redes sociales. Es fundamental tenerlo hecho porque esto te ayudará a rentabilizar tus recursos de tiempo, dinero y esfuerzo que vas a invertir en el mundo de las redes sociales. Si debes empezar por algún lado para crear una exitosa estrategia de redes sociales es por aquí.

dafo aplicado al social media

9. No hacer un estudio de mercado sobre dónde está nuestro cliente ideal y, sobre todo, no tener en cuenta a nuestra competencia

Por norma general, muchos emprendedores suelen decir que van a estar en redes muy masificadas. La frase típica es: “Me he abierto un perfil en Instagram porque todo el mundo está ahí”. Y todo ello, sin haber pensado previamente si realmente su cliente está en esta red social, sin haber elegido aquella red social donde esté la mayor parte de su público objetivo, sin pensar si Instagram encaja en su DAFO (porque a lo mejor a ti no te gusta hacer vídeos, pero Instagram es una plataforma que exige muchos vídeos) y, sobre todo, no se piensa si realmente, en este caso Instagram, puede ser la red social que realmente encaja con tu negocio y tu tipo de cliente.

10. Dejar de lado las estadísticas

¡Qué pereza da nada más leer esto! ¿Verdad? De hecho, este es el error más garrafal que puedes cometer en tus redes sociales, porque, si no revisas tus estadísticas y no mides tus avances, no serás capaz de tomar decisiones más acertadas para poder sacarle todo el potencial a estas herramientas.

“Determina los kpi’s que vas a medir”.

11.  Falta de constancia

Este punto suele ser muy común en la mayoría de los emprendedores que buscan hacer crecer sus proyectos a través de redes sociales. Entiendo que es muy difícil ser constante con las redes sociales, sin embargo, te aseguro que cuando se tienen definidos los objetivos, cuando hay una estrategia de redes sociales bien definida, tu visión es mucho más clara y eso te ayuda a saber qué debes publicar en cada momento. 

Con una buena estrategia de redes sociales, evitas caer en el error de publicar mucho durante un tiempo y desaparecer por largos periodos. Una de las acciones que más valora el algoritmo de este medio de comunicación digital para impulsar tu perfil y dar a conocer tu proyecto o negocio es la constancia y el hecho de generar contenido de valor para tu audiencia. 

“Crea un plan de social media para mantener un ritmo de publicaciones en el largo plazo”.

12.  Buscar resultados inmediatos a través de las redes sociales

Como te acabo de indicar, las redes sociales son herramientas que se trabajan en el largo plazo, porque en ellas están involucradas las personas. Es decir, todo lo que tiene que ver con las personas suele llevar tiempo en evolucionar. 

Si tú quieres tener una comunidad fiel que confía en tus productos y servicios de forma recurrente, significa que vas a tener que trabajar durante un periodo de tiempo considerable para poder generar esta cercanía y confianza necesaria para vender tus productos o servicios a través de las redes sociales.

La clave está justo en lo que te acabo de decir, generar confianza. Por eso, las redes sociales exigen un tiempo para poder arrojar resultados hasta que tú notes ese aumento de la facturación. Generar confianza en las personas no es inmediato, por lo que he tómate la presencia en las redes sociales con calma y mirando más allá del calendario inmediato. 

Aquí puedes ver algunos ejemplos de casos reales de consultoría que he hecho en el podcast:

Cómo crear la base de tu estrategia de redes sociales paso a paso

Una vez que has decidido el lugar que van a ocupar las redes sociales en tu estrategia de marketing y en tu negocio, es el momento de seguir unos pasos determinados (concretamente ocho) para poder crear una estrategia de comunicación de redes sociales sólida y exitosa en el largo plazo.

8 pasos para crear una estrategia de social media Infografía

1. Define tus objetivos con el método COCOMO

Si nunca has escuchado este término te preguntarás en qué consisten los objetivos COCOMO. Te lo explico. Está basado en tres elementos:

CO de COrazón

La primera CO es de corazón. Esto significa que debes definir objetivos que te hagan sentirte bien de forma interna.  Ye te he dicho antes que las redes sociales se trabajan en el largo plazo y vas a tener que invertir mucho tiempo y esfuerzo en ellas. Por lo que, ¿te imaginas tener que estar todos los días utilizando una herramienta que no te llena a nivel interno y que de hecho incluso puede generarte hasta rechazo? 

Un ejemplo de objetivo COCOMO relacionado con la primera del corazón es generar una comunidad y lazos con tus actuales clientes para saber cómo se encuentran, cómo van evolucionando y seguir su progreso de cerca.  Una red social que es perfecta para todo esto es Instagram (ojo, que esto es un ejemplo genérico, quizás en tu caso sea otra).

CO de COco

La segunda CO se refiere a que los objetivos deben ser concretos y específicos. Tu cabeza necesita tener objetivos numéricos racionales que pueda entender, para poder tomar decisiones. Por eso antes te hablé de medir y de los kpi’s.

MO de MOmento

Y como tercer punto está el momento que es lo más importante. Cuando emprendes necesitas tener metas que te motiven. Los emprendedores solemos pecar de ponernos objetivos muy ambiciosos, los cuales difícilmente podemos lograr con nuestros recursos disponibles, y esto hace que nos desanimemos y abandonemos por el camino. 

Evita cometer este error; plantéate objetivos que sepas que vas a poder lograr en el tiempo (realistas y alcanzables) y que, además, te motiven para seguir adelante en este maravilloso mundo del emprendimiento.

2. Analiza tu audiencia

Esto significa que tienes que hacer un estudio sobre tus potenciales clientes.  La mayoría de los emprendedores que están empezando suelen tener muchísimas dificultades para poder crear un perfil de cliente y conocer dónde está, qué le gusta, qué necesita y cómo comunicarse con el punto de dolor; eso es normal. 

Cuanto más tiempo lleves con tu negocio, cuantos más clientes tengas y más contactos hayas generado, mejor sabrás qué necesita tu cliente, qué gustos tiene y cómo puedes ayudarle y hablarle. 

Te recomiendo que para los datos utilices los informes de WE ARE SOCIAL para sacar información sobre usos y costumbres de la tecnología y las redes sociales, al igual que para la edad, sexo y nacionalidad del consumo de las redes sociales. Por otro lado, si ya has tenido algún cliente, hazle todas las preguntas que se te ocurran para ir completando este perfil.

Un consejo extra: Si en algún informe lees que la mayoría de tu público objetivo está en Instagram, pero tú sabes que a nivel estratégico debes tener presencia en Linkedin, revisa el tanto por ciento de tu público objetivo que está en Instagram también está en Linkedin y eso te dará pistas para saber si debes o no debes enfocarte más en esta red social. 

Otras herramientas que te pueden ayudar a analizar muy bien tu audiencia son Metricool y Hootsuite. Ambas herramientas poseen una analítica muy buena respecto a la audiencia de tus redes sociales, sus horarios más usados, las publicaciones que más les han gustado, su país de procedencia, etc.

3. Analiza tu competencia

Es importante conocer en qué redes sociales está tu competencia para poder trabajar tu diferenciación. Además, los perfiles de tu competencia, van a ser el lugar ideal de donde sacarás muchísima información para tus propias redes sociales, tu contenido, las necesidades de tu cliente, y. también importante, lo que no debes hacer.

estrategia en redes sociales

A veces, que tu competencia esté en determinados medios, no significa que tú también debas estar. Por lo que apunta todas las redes sociales en las que tiene presencia tu competencia y decide si tú también debes estar en todas ellas o, si por el contrario, puedes ahorrarte el tiempo, el dinero y el esfuerzo y no estar presente en todas ellas concentrándote así tus recursos en un solo lugar. Ya sabes que donde pones el foco, llega el crecimiento.

De nuevo puedes contar con herramientas como Hootsuite o Metricool para analizar a tu competencia. De hecho, hace poco que Hootsuite ha puesto esta nueva estadística a disposición de los usuarios.

4. Decide en qué redes sociales estará presente tu negocio

Como ya te comenté previamente, es importante tener en cuenta, por un lado, en qué redes sociales está tu audiencia y, por otro lado, qué redes sociales se encajan con tu modelo de negocio y, por último, en cuáles te sientes bien creando contenido.

La mayoría de emprendedores y empresarios suelen utilizar solamente las primeras dos pautas: tener en cuenta el público objetivo y el modelo de negocio, olvidándose de cómo les hace sentir el crear contenido, qué les incomoda, cómo pueden ser los vídeos. Al no tener en cuenta este detalle importante, terminas sintiéndote desalentado/a e incluso he oído comentarios como: “Demasiado esfuerzo para la poca recompensa que recojo”.

Para evitar que te pase esto, siempre trabaja esta tríada de forma consciente a la hora de definir en qué redes sociales estará presente tu negocio. 

5. Crea un calendario de contenidos estratégicos

Un calendario de contenidos es aquel en el que tú plasmas las redes sociales en las que vas a tener presencia, la cantidad de veces que vas a publicar a lo largo de la semana o mes, sobre qué vas a hablar y que enfoque comunicativo le vas a dar a tus publicaciones. El calendario de contenidos debe ir siempre alineado a los objetivos de tu negocio.

Aquí es importante que tengas en cuenta los diferentes formatos comunicativos. Una técnica que funciona bien para el contenido que debes crear para tus redes sociales es:

  • El contenido de motivación e inspiración es fundamental para poder generar conexión con tu audiencia. Aproximadamente un 40% de tu contenido.
  • El contenido educativo es muy importante para poder elevar los niveles de conciencia de tu audiencia, porque solamente un cliente educado que comprende el valor de lo que tú ofreces será el que decida confiar en ti y comprar tus productos y servicios. Otro 40% de tu contenido.
  • El contenido promocional o el contenido de venta, que es el que en menor cantidad. Va a aparecer poco en tus redes sociales, porque no hay que abusar de él, sin embargo, es necesario compartirlo porque si tu cliente no sabe lo que ofreces tampoco te va a comprar. El 20% restante. 

Cuando decidas sobre tu frecuencia de publicación, ten en cuenta las necesidades de cada red social. En redes sociales como Instagram o TikTok hay que publicar prácticamente a diario si se quiere crecer de una forma más rápida y exponencial. Sin embargo, en redes sociales como LinkedIn no es necesario publicar cada día, sino que con dos o tres veces a la semana es suficiente. Por otro lado, redes sociales como Twitter exigen que se publique varias veces al día para poder dar visibilidad a tus productos o servicios utilizando tu opinión, no solo la generación de contenido.

Si te surge la duda de: “¿Qué puedo hablar en mis redes sociales? No se me ocurre nada”. Para este punto te recomiendo que utilices herramientas como las que te voy a poner a continuación para que puedas generar una lluvia de ideas y, de esta forma, no entrar en parálisis por análisis y mantener tu constancia de publicaciones en las redes sociales.

Ubersuggest

Es una plataforma que te ayudará a generar muchas ideas de contenido a partir de una palabra.

MásTitulares

Si te cuesta crear titulares, esta herramienta te ayudará, a hacerlo, pero no solo, porque también te dará ideas de temas sobre los que puedes hablar a través de un titular.

Feedly

Es una herramienta que te ayuda muchísimo a concentrar toda aquella información relacionada con tu nicho y, además, a estar actualizado con las tendencias, las últimas publicaciones en los blogs de tus referentes. Esto te ayudará a generar ideas de contenido constantemente.

Answerthepublic

En esta plataforma online puedes poner palabras clave y te ayudará a generar ideas y titulares para tus publicaciones en redes sociales.

OpenAI API 

Es una herramienta de inteligencia artificial que se ha puesto de moda hace poco y que puede ayudarte a generar contenido para tus redes sociales. Sin embargo, ten en cuenta que es un algoritmo que va recogiendo información de artículos de personas que han ido escribiendo en Internet, por lo que vas a tener que citar las fuentes o hacer el contenido con tus palabras.

6. Trabaja de forma consciente tu planificación

Si hay un término con el que se relacionan mucho las redes sociales suele ser el de la productividad. Es muy importante planificar nuestros pasos en la comunicación dentro de las redes sociales, y de allí viene la alta importancia que tiene que tener una estrategia sólida que encaja con los objetivos de tu negocio.

En este punto, cuando te hablo de planificación, no me refiero al calendario de contenidos, sino más bien a cómo planificas tu organización de tareas diarias, semanales, mensuales y anuales. 

Las redes sociales son herramientas que necesitan trabajarse todos los días, por lo cual dedicarles un espacio en tu agenda es fundamental para mantener una constancia adecuada en ellas y hacer que se conviertan en un canal de flujo de clientes constante para tu negocio.

7. Mide tus resultados

Aquí debes tener tiempo y utilizar herramientas que te ayuden a medir los resultados en tus redes sociales para tomar decisiones más adecuadas y reajustar tus acciones o estrategia cuando la situación lo requiera.

Hay diferentes herramientas que ya he mencionado antes para investigar a la competencia, las cuales también te pueden ayudar a la hora de medir tus resultados en redes sociales:

Hootsuite

Es una plataforma maravillosa en la que, aparte de programar tus contenidos, puedes hacer escucha social, puedes enlazar a Google Analytics y hacer seguimiento de los clics en tu enlace, tener información detallada sobre tu audiencia, qué publicaciones han tenido mejor rendimiento, etcétera. 

Metricool

Para mí la plataforma más fácil y sencilla de utilizar si te cuesta esto de las herramientas digitales. La puedes conectar también todos tus perfiles de redes sociales, hacer seguimiento de tus publicaciones, te ayuda a planificar tus calendarios, programar tus contenidos y, además, puedes hacer seguimiento de tu competencia de cerca. Maravilloso, ¿verdad?

estrategia en redes sociales

Ambas herramientas te proporcionan informes según tu necesidad: semanales, mensuales, trimestrales y anuales.

Otra cuestión importante es aprender a interpretar los datos porque solo así tomarás las decisiones adecuadas a la hora de hacer modificaciones o crear una estrategia de redes sociales desde cero.  Este tipo de herramientas te ayudarán para lograrlo. 

8. Tener un manual de marca tanto visual como comunicativo

Un manual de identidad de marca te ayudará a que tu audiencia te reconozca de una forma muy rápida y sencilla. Es importante que elijas colores corporativos, tu logo, tus diseños para que todo tenga un sentido y coherencia y, también, que esté alineado con aquello que quieres transmitir con tu negocio.

A nivel comunicativo es importante que tengas clara la emoción que va a transmitir y cómo va a hablar tu marca (tono, estilo, palabras clave). Por ejemplo, puedes tener una forma más cercana, hablando de tú a tú, y utilizando expresiones muy típicas tuyas, o al revés, puedes tener una comunicación un poco más profesional o lejana utilizando otros determinados términos. 

Aquí tienes mi ebook de regalo para que puedas elegir la mejor red social para tu negocio.

Qué debes saber para pulir tu presencia digital

Ahora es el turno de exponerte esos aspectos a tener en cuenta que son importantes y que a veces se pasan por alto. Son detalles específicos que has de incluir en tu plan de trabajo digital para potenciar tu negocio.

Conoce cada red social

Antes de trabajar en una u otra red social, conócela bien por dentro: sus exigencias, sus formatos, su forma de compartir contenido y de consumirlo, etc. 

Observa y a la vez analiza las normas de ese medio de comunicación y anota lo que puedes aportar y aplicar en tu caso. 

Optimiza tus perfiles

Uno de los puntos más importantes para impulsar la visibilidad de un perfil que tiene en cuenta cada red social es que el perfil esté bien optimizado.

¿Qué significa esto? Quiere decir que cuando una persona entre en este perfil sea capaz, a primera vista, de saber quién eres, a qué te dedicas y cómo puedes ayudarle. Esto es a nivel comunicativo. Pero también debes tener en cuenta el nivel de configuración. 

Veamos ejemplos diferenciados de comunicación estratégica en dos redes sociales: 

  • Ejemplo A: En una red social como Instagram, por ejemplo, un perfil está optimizado si incluye el propio nombre del perfil, el nombre del usuario con las palabras clave con las que te podría encontrar tu cliente potencial. 

Quiero compartir contigo un consejo en este punto: evita utilizar los hashtags en tu biografía, a no ser que sean tuyos propios y que de forma estratégica lo hayas colocado allí. Si no, lo que lograrás será abrir una puerta de escape para todas aquellas personas que entran en tu perfil de Instagram y se irán de él, haciéndote perder la oportunidad de poder tener a otro potencial cliente.

  • Ejemplo B: En una red social como LinkedIn, optimizar el perfil está más orientado a trabajar tus palabras claves en diferentes puntos de la cuenta, como puede ser la información de la biografía, la descripción de los puestos de trabajo, las publicaciones, los artículos de blog que compartas, etcétera.

Una vez que has optimizado el perfil (tanto si es personal como si es de empresa), debes tener en cuenta qué información necesita ver tu cliente a primera vista; es decir, tus publicaciones. Estas deben ser relevantes para tu audiencia, de tal manera que cuando una nueva persona aterrice en tu cuenta sienta que tu contenido le aporta valor y decida quedarse.

estrategia en redes sociales

Y por último, otro aspecto importante para tener un perfil optimizado es tener en cuenta los formatos que te piden las redes sociales a la hora de subir los contenidos. Respetar dichos formatos es de vital importancia. 

Interactúa con tu comunidad

Cuando utilizamos las redes sociales a nivel personal, solemos dejar comentarios a nuestros amigos como a familiares como a marcas que nos gustan etcétera. Sin embargo, cuando utilizamos las redes sociales a nivel profesional y somos el negocio, solemos cometer el error de confundir dos conceptos muy importantes que son: responder mensajes con generar conversaciones genuinas. 

En el entorno del social media debes interactuar con tu comunidad, al igual que lo haces con tu perfil personal. Tienes que interesarte por tu audiencia, comentarles sus publicaciones, preocuparte por su día a día, al igual que lo haces con tu familia, amigos, etcétera. 

Debes hacerlo así porque esta es la única forma en la que tienes la oportunidad de generar comunidad, realmente interactuar con tu audiencia y no caer en el error de simplemente publicar y esperar que alguien te escriba para tu responderle. Esto no es interactuar con la comunidad ni es generar dicha comunidad.

Usa todos los formatos que la herramienta te proporciona

Para que una estrategia de redes sociales sea sólida, una vez habiendo definido la red social en la que vamos a tener presencia, es importante saber qué formatos de contenido soporta esta red social para poder involucrar todos los posibles en nuestro plan de trabajo. 

Es posible que a ti no te guste el formato vídeo y te gusta escribir más, y está bien. Sin embargo, si quieres tener una estrategia efectiva de redes sociales, puedes apoyarte más en los formatos escritos con los que sientes comodidad, pero en algún momento vas a tener que dar el paso con los formatos en vídeo porque hoy en día es la tendencia y lo que más se demanda. Además, las plataformas dan mucha visibilidad a todas aquellas cuentas que utilizan los diferentes formatos que les proporciona la herramienta.

Por otro lado, ten en cuenta que alternar los diferentes formatos conduce a la dinamización de tus contenidos y, por tanto, a no aburrir a tu audiencia. Es cierto que la audiencia se educa y se acostumbra a un determinado tipo de contenido, sin embargo, si solamente te enfocas en crear carruseles, por ejemplo, llegará un momento en el que la audiencia va a agradecer algún tipo de formato diferente, cómo puede ser un GIF, un meme, un vídeo o un directo.  

De esta forma haces que tu audiencia esté también más entretenida y diversificas el tipo y la forma de consumir contenido en tu perfil. Recuerda que las redes sociales son lugares de entretenimiento, por lo que incluir los diferentes formatos de contenido que te proporciona la plataforma digital siempre te ayudará a entretener más a tu audiencia. 

Cómo se construye una comunicación estratégica en redes sociales

Vamos a ver ahora cómo puedes optimizar tu estrategia de redes sociales envolviéndola en una comunicación estratégica que te ayude a llegar mejor a tu audiencia.

Lo primero y principal que debes tener en cuenta a la hora de construir una comunicación estratégica en tus redes sociales es otra vez el objetivo. Pero en este caso no me refiero a un objetivo de visibilidad, como puede ser el primer ejemplo que hemos visto en este artículo, sino más bien me refiero a qué mensaje quieres hacerle llegar a la persona que te lee o escucha a través de las redes sociales. Aquí debes definir muy bien una idea clara de tu mensaje.

En segundo lugar, es importante conocer bien a tu comunidad. Normalmente en una comunidad de redes sociales suele haber diferentes perfiles de personas. Aun así, hay pequeños grupos que comparten las mismas características. Dependiendo de qué es lo que quieres lograr en cada momento, tu mensaje irá dirigido a uno u otro público o segmento, de esta forma lograrás llegar realmente a aquellas personas a las que quieres impactar con tu mensaje.

 Vamos a verlo con un ejemplo:

 Imagina que quieres vender tus servicios o productos con ofertas especiales para el Black Friday.

¿Qué se consideraría una comunicación estratégica en redes sociales para este caso? Es aquella en la que durante las semanas previas has ido preparando a tu comunidad sobre una necesidad concreta que tiene y una solución adecuada que has creado tú para ello. 

Una vez que llegue el momento de la venta durante el Black Friday, tus contenidos y tu enfoque comunicativo en redes sociales deberá ir alineados a solucionar el problema de tu comunidad, a transmitir correctamente la propuesta de valor y la promesa de tu producto o servicio y obviamente a incluir la comunicación de venta.

Antes de ponerte manos a la obra, recuerda que puedes descargarte mi ebook gratuito para que te ayude en la elección de tus redes sociales.

En este episodio de mi pódcast te cuento más acerca de la comunicación estratégica en las redes sociales:

Y con toda esta información ya puedes avanzar de una manera más profesional y más enfocada a los objetivos de venta de tu negocio. ¿Qué te ha parecido? ¿Tienes en cuenta todos los puntos que he incluido? ¿O hay alguno que no tenías en cuenta? Comparte tu respuesta en los comentarios. 

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Maribel

    Muy buen artículo. Hay que estudiarlo detenidamente porque el contenido es increíble

    1. Diana Marín

      Hola Maribel, muchas gracias por tu comentario. Me alegra que te haya sido de utilidad.

Deja una respuesta